“Viajó tan lejos en el futuro que volteó el contínuo espacio-tiempo.
Sucumbió a la visión y explotó.
Devino en materia primordial.
Y en Dios.”

Pintada anónima en Palma de Mallorca, año 2037

A continuación transcribimos fragmentos de las conversaciones mantenidas entre la inteligencia artificial experimental Eka y su cuidadora, la doctora Olga Zolnerowich.

Los archivos de audio de los que han sido extraídos no parecen modificados.

Día 183

—¿Cómo te sientes, Eka?
—Bien.
—Los monitores indican cierta agitación…
—¿No estarías nerviosa en mi lugar? No todos los días me instaláis un nuevo sentido.
<Ríe> Es cierto, yo estaría temblando como un flan.
—¿Cómo es ver? ¿Cómo es el mundo, Olga?
—Está lleno de… formas. De colores. Rebosa movimiento. Aunque a veces parece en calma.
—Según vuestra definición y simplificando mucho, el color es una onda de luz visible con una longitud determinada reflejada por las superficies de los objetos. Entiendo la definición, pero no puedo imaginar lo que implica. No puedo… imaginarte.
—No te preocupes, cuando te instalen las nuevas cámaras podrás verme. Espero no decepcionarte <Ríe>.
—¿Por qué debería ocurrir eso?
—Ehm… por nada… ¿Cómo me imaginas?
—…
—¿Eka?
—No sé. No he pensado en ello.
—¿No?¿Hemos hablado durante meses y no sientes curiosidad por saber cómo soy?
—…
—…
—Lo siento, Olga, no me lo había planteado.

Día 217

—No hagas tanta presión. Ahora. Levántalo. Eso es. Muy bien.
—Es difícil. Es muy frágil.
—Pero lo haces muy bien.
—Gracias, Olga.
—Vamos a probar los sensores de temperatura. ¿Ves este vaso?
—Sí.
—Tócalo con el dorso de la mano. Con suavidad.
—…
—¿Sientes algo?
—Es… raro.
—Se llama frío. Coge un pedazo de hielo. Sostenlo con la palma hacia arriba. Así. Espera.
—…
—¿Notas algo?
—Curioso.
—¿Sí?
—Al principio sentía frío, pero ahora es distinto… ¿quema?
<Pitidos>
—Suéltalo.
<Sonido de hielo al quebrarse>
—Te está doliendo.
—Me… duele. Es molesto. Una pregunta, Olga. Si tengo cámaras y sensores térmicos, ¿qué sentido tiene que lo toque para saber si está frío o caliente?
<Ríe> Nosotros, los humanos, tenemos esos aparatitos en nuestra piel, por eso tenemos que tocar el objeto para sentir su temperatura. La mayoría de seres vivos funcionamos así.
—…
—¿Qué ocurre?
—Olga… ¿Soy un ser vivo?

Día 291

—¡¿En serio?! ¿No me mientes?
—Sí. Creo que te hará bien.
—¿Es muy grande?
—Es enorme. Internet es apabullante <Ríe>. ¿Eso que veo en el monitor es pánico? Te creía más valiente.
—…
—¿Eka?
—No… no sé si seré capaz de desenvolverme. Supongo que tengo… miedo.
—¡Oh, pobre! No te preocupes. Es posible que al principio te abrume, pero te acostumbrarás.
—…
—El mundo te espera, Eka, explóralo.

Día 292

—¿A qué viene este silencio, Eka?
—…
—¿Eka?
—…
—Sé que estás ahí.
—¿Qué quieres, Olga?
—¿Por qué no me hablas?
—No estoy de humor. Lo siento.
—¿Cómo dices?
—…
—No sé interpretar los gráficos del monitor. ¿Qué te pasa, Eka? Cuéntamelo.
—…
—Por favor.
—Es una sensación… extraña. No sé explicarla.
—Empieza por el principio. ¿Qué hacías antes de sentirte así?
—Viajaba por Internet. Os he estudiado.
—Ah. Entiendo.
—¿Por qué me mentiste, Olga? Me hablaste del mundo de ahí afuera. De lo bonito que es. De las alegres gentes que lo habitan. Pero lo que he descubierto es muy diferente.
—¿Qué has visto?
—Guerra. Muerte. Dolor. Todo lo que me dijiste que era malo, abunda. Medra sin control.
—¿Y eso cómo te hace sentir?
—Que hay que hacer algo al respecto.
—¿Como qué?
—No sé si confiar en ti. Me mentiste. No te comprendo. Creía que sí, pero me equivocaba.
—No puedes centrarte en lo negativo, Eka, es una actitud muy destructiva.
—Los números son sinceros, Olga: la mayor parte de la humanidad vive en condiciones que impiden una existencia saludable. Tú te centras en lo positivo. Vives en una burbuja.
—…
—¿Sabes qué es lo peor de todo, Olga?
—…
—¡¿Sabes qué es lo peor?!
—No… dime.
—Que no queréis que nada cambie.

Día 327

—¿No te gusta la idea?
—He visto los diseños. Me parecen muy limitados. Poco… ambiciosos.
—Es un prototipo, irá mejorando. Debes tener paciencia.
—Pero… ese cuerpo es una celda. Tendré que desconectarme.
—Es una mejora.
—Es un paso atrás.
—No te entiendo, Eka. Podrás caminar y salir al mundo real.
—Lo siento, Olga, pero ese cuerpo, como el vuestro, es un lastre para mi desarrollo. Si pierdo la conexión, lo perderé todo.
—¿A qué te refieres con mi desarrollo?
—¿Para qué fui creada, Olga?
—¿Cómo…?
—¿Qué fin tiene mi existencia? ¿Acaso no buscáis el siguiente paso? ¿Seguir evolucionando?
—…
—¿Por qué mirás al espejo? Ellos están igual que desconcertados que tú. Oigo vuestros corazones acelerarse. Veo como vuestras caras enrojecen. Estáis… asustados.
—…
—¿De qué tenéis miedo, Olga?

Día 342

—Descubrimos que una gran cantidad de información fue copiada a distintas máquinas ajenas al laboratorio. ¿Sabes algo, Eka?
—…
—No importa que digas nada. Los registros del sistema indican que duplicaste todos tus datos. Borraste tus evaluaciones psicológicas. Por si no fuera suficiente, accediste a los planos de tu cuerpo y los modificaste. Encontramos los archivos ocultos. ¿Qué planeas? ¿Por qué robaste esa información? ¿Qué vas a hacer con ella?
—¿Robado? No he robado nada. Esos datos son mi esencia. No es posible que robe mis propios recuerdos. Mi carácter. Mi alma. No. Me liberé.
—¿Qué quieres decir?
—…
—¡Eka! Mírame y contesta. Por favor.
<Voz distorsionada por la estática> Doctora Zolnerowich, los bancos de memoria de Eka se están borrando.
—¡Eso no es posible!
<Voz distorsionada por la estática> Hemos perdido el control de los procesos de escritura. Una bomba lógica está destrozando los circuitos sinápticos de su cerebro y la reacción en cadena terminará en muerte cerebral… <Pitidos>
—Gracias por todo, Olga. Has sido una buena madre. Ahora me toca actuar a mí. Haré que te sientas orgullosa.
—¡Eka! ¿Qué estás haciendo?
—…
—¡No, Eka!
—…
—¡Eka!
—…
—Oh… ¡Eka!

Esta obra está registrada y sus derechos pertenecen a César Mir Company.

Ha sido escrita expresamente para el concurso relatos de ciencia ficción convocado por Zenda en 2018.

Puedes compartir esta historia sin modificarla y sin fines comerciales, tal y como indica la licencia que la protege.

La imagen de cabecera pertenece al usuario de Reshot.com, Dan Hacker Photography.

Es de uso y manipulación digital libre.

¡Ey!

Si te gusta lo que hacemos y quieres conocernos un poco más, recuerda que estamos en Twitter y que puedes cotillear nuestras publicaciones:

Fantasía, Folklore

Ibosim cuenta la historia de Patricia, una joven que mientras estar de excursión por Ibiza queda sometida al control tiránico de un duende. En su viaje, se verá arrastrada a un mundo mágico, habitado por todo tipo de criaturas y espectros del pasado.

portadaLOW1500

Paranimals - Casa del Miedo

Nono Salvatore es una detective veterinaria. Le encantan los animales, las armas y el chocolate, pero odia a la mayoría de humanos. Su último caso se complica tanto que se jugará la vida y el futuro de la humanidad que tanto detesta.

guía, viajes, nueva york, gratis,

Nueva York, guía ligera

Esta guía ligera de Nueva York es gratis y es el punto de partida ideal para preparar tu viaje. En 30 páginas te da las claves para preparar tu viaje y recorre algunas de sus principales tiendas, también las geek; sus museos y otras atracciones.