Crónicas,  Hablemos de...,  Música,  Segunda Edad

Devouring

Devouring - Primordial being of Chaos
Devouring – Primordial being of Chaos

Debo reconocer que no me gustan los grupos con señores barbudos que eructan1 sobre el micrófono. Siempre me han atraído las voces más… «normales». Los que me conocen sabrán que esa -normal- es una de las palabras que, para mí, no significan nada y que es usada por aquellas mentes empecinadas en mantenerse cerradas en sí mismas. Sí, la he usado. Soy humano, fallo a menudo. Intentaré que no vuelva a ocurrir.

Pero la vida da vueltas y conocer al señor barbudo que eructa sobre el micrófono de este grupo me hizo cambiar de perspectiva. Un poco. Siguen gustándome bandas como Epica y Blind Guardian, pero soy capaz de tolerar el death metal de otras formaciones: escucharles no hace que se me salten los ojos de las órbitas.

Una agitada noche de invierno, el joven Lovecraft se agitaba presa de una premonitoria pesadilla de guturales gritos y potentes solos de guitarra.

Eran Devouring a través del tiempo y el espacio.

Al despertar, empapado en sudor, se sentó frente a su escritorio y empezó a escribir sus mitos con las manos aún temblorosas.

Devouring son un conjunto de seres humanos que aporrean instrumentos, agitan sus melenas poniendo a prueba sus cervicales y levantan sus manos formando cuernos con sus dedos. Son incapaces de posar en las fotografías sin las caras deformadas con expresiones retorcidas y visten camisetas negras adornadas con tétricos motivos. Pero suenan bien. Los cabrones suenan muy bien.

Devouring en concierto

Es díficil escucharles y no imaginar una escena de una buena de película de acción con dioses y demonios primigenios, más tentáculos que en un doujinshi y más explosiones que en una película de Michael Bay2. Exacto, esa adaptación de Doom que todos los aficionados a los videojuegos con dos dedos de frente soñamos3.

Y lo mejor de todo es que son majos.


Puedes ver algunos vídeos de estos rocosos greñudos en Youtube, informarte de sus historias en Facebook, comprar su disco en Amazon o escucharles en Bandcamp.

  1. Lo siento, no he encontrado una hipérbole más respetuosa.
  2. Eres grande, Michael, no cambies.
  3. Protagonizada, de nuevo4, por Dwayne… qué cojones, ¡por The Rock!
  4. Bastante entretenida, por cierto.