Rafa de la Rosa – Entrevista

0
74

Rafael de la Rosa acaba de traer al mundo su segunda creación, tras Hijas de Lilith. En este caso es una novela corta titulada Compañeros de caza publicada por Editorial Cerbero. La historia sigue a Daniel, un científico que estudia dinosaurios y cuya última misión es relacionarse de igual a igual con un Achillobator adulto. Del éxito de su investigación depende que los inversores no les retiren los fondos a su laboratorio. Dentro entrevista.

En Internet, has vendido tu nuevo trabajo como dinoporno, un acrónimo que viene de la contracción de las palabras dinosaurios y pornografía. ¿Qué se van a encontrar quien se atreva a adentrarse en sus páginas?

Rafael de la Rosa es escritor, cantante, biólogo y friki. Así se define él. Yo no le he visto cantar nunca todavía pero doy fe de todo lo demás: se ve un poquito en su primera novela Hijas de Lilith, la historia de Lidia, una chica que acaba de descubrir que es una bruja y que se verá metida de lleno en una espiral de violencia y sangre provocada por una guerra centenaria. Y se corrobora en Compañeros de caza, el motivo de la entrevista que tienes al lado o debajo (según desde donde mires la web).

El estudio de Daniel es muy importante para los laboratorios en los que trabaja. Del resultado de sus experimentos depende en gran parte que los inversores no retiren el dinero que mantiene la maravilla en pie. Su trabajo es, por tanto, vital para el futuro de las instalaciones. Y su misión no es otra que relacionarse de igual a igual con un Achillobator adulto; un dinosaurio del cretácico del que espera poder aprender mucho en cuanto a sus costumbres se refiere. Pero el saurio no parece muy colaborador, a priori. La inmersión de Daniel en el mundo de Aquiles los forzará a verse reflejados cada uno en los ojos del otro.

  • Autor: Rafael de la Rosa
  • Ilustración de portada: Juan Alberto Hernández
  • Formato:  10,5×14,8
  • Colección: Wyser nº21
  • Páginas: 200
  • Publicación: julio 2018
  • Precio: 5€
  • ISBN: 978-84-948670-8-8
  • Idioma: castellano

Hay quien me ha reñido por haber usado ese término porque “no se ajusta al contenido de la novela”. Yo creía conveniente advertir de la existencia de escenas sexuales explícitas con dinosaurios para que nadie se llevase una “grata” sorpresa.

Pero también es verdad que la novela se aleja y mucho del cliché de «jefe T-Rex que porculiza a su secretario sexy humano» que tanto abunda en el dinoporno (un género más satírico/humorístico que fantástico o erótico). 

Compañeros de caza es una novela de ciencia ficción, bien fundamentada y que podría ser real si la tecnología alcanzase esos niveles. También hay algo de reflexión sobre qué es ser persona y sobre los sentimientos, explorados a través de esta relación interespecie. Pero, sobre todo, es una historia de amor. Será por eso por lo que me han dicho que esto es dinorromance.

¿Qué supone este género para ti? ¿Cómo lo conociste?

¿El dinoporno original? Una fuente de diversión. Solo con las portadas y los títulos ya te echas unas risas. Chuck Tingle además lo usa para meterse con todo el mundo. Tiene un libro que traducido sería algo así como El presidente Domald ‘Lago Ness’ Tromp se folla el culo de América y que publicó cuando Trump ganó las elecciones.

Lo conocí gracias a Gabriella Campbell, escritora sabia con una pluma impecable pero que gusta de las portadas horribles y de los géneros extraños para poder reírse a gusto un buen rato sin perder la compostura y el glamour que la caracterizan. 

¿Eres el máximo exponente de habla hispana? O dicho de otra manera, ¿hay o conoces más novelas dinopornosas escritas en español?

¡Para nada! Hay bastantes en lengua hispana: Te amaré hasta que te extingas, La amante del deynonichus… Aunque creo que mis críticas en Goodreads son mejores, ¡algo es algo!

 

Compañeros de caza
Compañeros de caza

¿Eres consciente de que en realidad has escrito una novela muy tierna y sexy, en la que hay sexo entre humanos y dinosaurios? Quiero recalcar lo de novela muy tierna.

Ya… cuando terminé de escribirla tuve una sensación súper rara. Porque mi intención cuando me planteé escribir dinoporno era hacerlo a lo bizarro y a lo extraño. Después empecé a planear un poco porque pensé que esto podía hacerse mezclando lo weird con la cifi más hard que conozco (la biológica, vaya) y fue tomando forma el centro de investigación y demás. Después planeé por encima la historia, no mucho, porque no me la tomaba muy en serio.

Y, cuando al fin me planté a escribir, ¡bam! No había ni rastro de ese género que yo me tomo a coña. Desde la primera frase (que es la misma que aparece ahora en el libro, de hecho, no la he modificado) había desaparecido toda oportunidad de hacer eso de una forma no seria. Cuando puse el punto final me quedé mirando la pantalla pensando «oye… que esto es bonito y no sé si debería serlo» . Pero parece que sí, que es bonito, tierno, y que no soy el único que lo piensa. 

 

Creo que en la obra, hay un mensaje de aceptación a lo diferente, a lo que no nos es propio.

Por supuesto. Hay varios puntos en los que se acepta lo diferente. En los que se normaliza lo diferente. No sé si puedo comentarlos todos, porque supondrían spoilers bastante gordos de la historia, pero sí. También hay mensajes claros sobre el género, el consentimiento…

 

Por otro lado, eres uno de los corresponsables junto al equipo de LMDE de la antología Iridiscencia, cuya versión digital se puede encontrar gratis en Lektu. ¿Qué nos puedes contar de esta?

¡Ay, Iridiscencia, qué de alegrías me ha traído! Mientras respondo esta entrevista estamos jugando (yo no porque he perdido, como siempre; siempre pierdo a todo) al Lobo por Telegram porque la verdad es que hemos hecho piña todas las autoras de la antología (si se me permite el femenino genérico, que son mayoría de autoras).

Iridiscencia fue una idea de M.P. Moles que convocamos en LMDE con toda nuestra ilusión intentando normalizar la diversidad LGBT+ en la literatura de género. Buscábamos relatos de género (fantasía, ciencia ficción y terror) cuyos roles protagonistas recayeran en personajes LGBT+ pero que el foco de la historia no estuviera en esa condición. Y lo hemos conseguido. ¡Vaya que si lo hemos conseguido!

La antología es preciosa, con unos relatazos que tiran para atrás. Más de cien participantes, muchos de ellos con una calidad abrumadora. Y de momento va súper bien: hemos superado las 300 descargas en Lektu y en papel se agotaron los que llevamos al Celsius más todos los que se han comprado en Amazon.

Además, vamos a cero ganancias, no sacamos dinero con nada de esto, por lo que la felicidad por la recepción te puedo asegurar que es genuina, basada solo en la alegría que supone saber que estas historias se están leyendo (¡y están encantando! Que tenemos siempre cinco estrellas en Goodreads). 

 

Y, ya de paso, para quién no os conozca, ¿qué es LMDE?

La Maldición del Escritor (LMDE) es una comunidad de escritores. La verdad es que lo de “comunidad” en este caso es bastante acertado porque yo siento ese movimiento de gente ayudándose unos a otros.

En LMDE ayudamos a los escritores y escritoras a aceptar la maldición que van a tener de por vida: da igual lo que hagan que van a querer escribir. Es así, has nacido con ello, vas a seguir ideando historias y, claro, tendrás que escribirlas luego. Así que intentamos canalizarlo todo para que sea productivo y útil. Así que organizamos bingos mensuales de concursos literarios a los que presentar manuscritos, también retos de microrrelatos y, con Iridiscencia, convocamos nuestra primera antología.

Estamos bastante contentos (M.P. Moles, Coral Carracedo, Jorge Fuentes y yo, que somos las mentes pensantes detrás de LMDE) y, después de recuperarnos del lote de trabajar de Iridiscencia vamos a ir a saco para motivar a la gente.

 

¿Qué es lo próximo? ¿Habrá segunda parte de Compañeros de caza? ¿Alguna obra relacionada? ¿Otra antología? ¿Algo con LMDE?

Bueno, ahora mismo estoy publicando una novela seriada en el patreon de Sinécdoque sobre una cazadora de demonios que vive en la España del año 2700. Kendra Ros se llama la señora. Es un poco desastre y no encuentra las llaves en los bolsillos, pero tiene buen corazón. Más o menos.

Entre otros proyectos estoy también enfrascado ahora en una novela de fantasía urbana, pero no puedo hablar mucho aún sobre ella.

Con LMDE estamos preparando el concurso de microrrelatos para la vuelta de vacaciones (el año pasado hubo más de mil participantes al día, que nos queríamos morir leyendo) y para el futuro no descartamos una nueva Iridiscencia.

¡Me falta tiempo para hacer todo lo que quiero!

 

Ahora pasamos a una sección casi fija de nuestras entrevistas: Alguna pregunta que siempre hayas querido responder y nunca te hayan hecho.

Uy, por supuesto que hay una pregunta que me encantarían que me hicieran y no me han hecho: ¿Quieres un millón de euros? La respuesta sería «Sí, por favor y gracias» . 

A nivel literario… la verdad es que tengo poca imaginación para preguntas. Me han preguntado cosas muy interesantes (en esta entrevista por ejemplo hemos hablado de dinorporno y de inclusión, o sea, maravilloso).

 

Un libro, un ilustrador (digital o tradicional), una película, una serie, y un disco (o canción) y un plato de comida que recomiendes.

Libro recomendado: voy a recomendar dos, una novela y una revista/antología. De novela, Crónicas del fin, de Gabriella Campbell y José Antonio Cotrina porque es justo el tipo de historia y de ambientación a la que aspiro y porque no pueden ser más maravillosos ellos. Una revista: Supersonic. Da igual el número que cojas, tiene relatos buenísimos, algunos traducidos solo se pueden encontrar ahí y los artículos y demás secciones que acompañan son una maravilla. Yo que soy muy fan del relato no me canso de recomendarla. 

Ilustrador recomendado: aquí tengo que hablar del trabajo de PREZ, que es flipante. Es quien ha hecho las portadas de Horizonte Rojo, de Rocío Vega, y otras muchas ilustraciones que a mí me encantan. También admiro muchísimo el trabajo de Mariana Palova que da igual lo que haga, me sobrecoge.

Película recomendada: Cloud Atlas o El Atlas de las Nubes. Dirigida por las hermanas Wachowski y basada en el libro de David Mitchell, es una obra maestra por todos lados. La narrativa, la banda sonora, la interpretación (que recomiendo ver en VO porque los actores imitan acentos y demás)… TODO. Seis historias en seis tiempos diferentes desde la época colonial hasta un futuro tan remoto que no se pueden ni contar los años en los que las mismas personas se van reencarnando y coincidiendo contando una única historia. No es una película para pasar el rato, pero es una película que me alucina en todos los sentidos. 

Canción recomendada: que conste que sé que hay canciones mucho mejores, pero Last Hope de Paramore es una canción con la que me siento muy identificado. La sensación de que deberías ser feliz, pero no llegas a serlo del todo, sin perder la esperanza de serlo algún día. Recomiendo la versión en acústico, que mola infinitas veces más.

Comida recomendada: ¡Noooo! No me puedes hacer elegir un solo plato de comida. Esto es muy cruel. Adoro la comida en todos los aspectos y variantes. Si tengo que elegir uno solo… la croqueta. Porque es suprema y todopoderosa, pero podría recomendar tantas comidas más… ays. 

¡Muchas gracias por tu tiempo, Rafa!

¡Gracias por la entrevista! Ha sido súper divertida ^^ 

¡Ey!

Si te gusta lo que hacemos y quieres conocernos un poco más, recuerda que estamos en Twitter y que puedes cotillear nuestras publicaciones:

Fantasía, Folklore

Ibosim cuenta la historia de Patricia, una joven que mientras estar de excursión por Ibiza queda sometida al control tiránico de un duende. En su viaje, se verá arrastrada a un mundo mágico, habitado por todo tipo de criaturas y espectros del pasado.

Dor Dnengir

La Tierra ha sido tomada por una legión de no-muertos. Junto a su correoso dron, Sig, una joven elfa, está obligada a recorrer las ruinas de la vieja Europa para matar a un gigante alemán. No le queda otra.

 

El inspector de policía Gabriel Caballero es un policía atrapado en su pasado que tiene que capturar a un justiciero. Se llama Maricón Nocturno y no se anda con rodeos… Si eres de los malos, te va a dejar el culito calentito.